Burbujas de jabón - Cristina Gaviria

Burbujas de jabón

Peinaba mis cabellos rizados, mientras yo me dormía agotada por el cansancio de un día de rayuela. Cubría mi pequeño cuerpo con la manta, besaba mi frente y, con cuidado, apagaba la lámpara de Blancanieves que reposaba sobre mi mesita de noche. Salía del cuarto caminando lento y cerraba la puerta. Yo entraba en un plácido descanso, que solo era interrumpido por un cálido beso en mi mejilla, cuando la luz del sol atravesaba mi cortina de Cenicienta. Ahí estaba ella, con una sonrisa de cristal y unas manos de eternidad que me abrazaban para darme los buenos días.  

Me levantaba en sus brazos mientras yo me restregaba los ojos y me quitaba los rizos que en la noche se habían revelado y poblaban mi frente. La mesa estaba limpia, el cereal de colores y la leche me esperaban, y ella llevaba la cuchara a mi boca mientras entonaba mi rondalla favorita.

El baño era una gran fiesta de espuma y burbujas de jabón, aunque tardaba menos de lo que me hubiera gustado, pues mi uniforme de la escuela y mi lonchera, eran el recordatorio de mis tempranas obligaciones.

Al salir del colegio ahí estaba ella, siempre ella. Ofreciéndome el abrazo y la sonrisa, tomando mi mano y mi lonchera y queriendo saber los pormenores de mis clases. Cuando hacía calor, me compraba un helado de fresa en el carrito de la plaza, que reproducía la canción de la sirenita una y otra vez.

De nuevo en casa, en ese paraíso que, aunque pequeño, era mi lugar en el mundo. Ella lo hacía mágico. Me contaba historias de las verduras para convencerme de que si las comía con gusto sería muy grande y fuerte. Me hablaba de la sopa como el elixir del poder y la sabiduría. Al final siempre conseguía que el plato de mi almuerzo quedara vacío y mi pancita llena.

—¡Woooo!, que bonita infancia tuviste Juanita, ¿no entiendo entonces por qué estás en el orfanato?  

— No estoy hablando de mi infancia, es el sueño que tengo cada noche, imaginando lo hermoso que hubiera sido tener una mamá.

Una de tantas historias incompletas sobre infancia 12/12.

Autora: Cristina Gaviria.

3 Comments

  1. Katya Ona

    Cuanto poder tiene una madre en la crianza de sus hijos, una narración de ensueño que me hizo pensar en mi madre.; con un final triste e inesperado ;0( . Felicitaciones autora por hacer vibrar mi corazón y recordar mi infancia.

  2. Miguel Mendez

    Qué maravillosa historia, así debería ocurrir con todos los niños y niñas, sin excepción, quitándole por supuesto ese final triste que desgraciadamente sucede muchas veces por la irresponsabilidad de los progenitores. Su narración es sencillamente hermosa no podía ser mejor. Felicitaciones a su autora.

  3. SUSANA

    Hermosa y cierta historia
    Los hijos la vida de una madre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.