fbpx

Al estilo fit

Inicié esta loca carrera de vivir al estilo “fit”; es decir, a tener una vida saludable, hace 6 años, cuando estaba atravesando una etapa difícil en mi vida. Me sentía destrozada por dentro y definitivamente esto se me notaba por fuera: me sentía y veía poco atractiva, confundida, muy insegura de mí y llena de tristeza. Me había olvidado de cuidar de mí y de mi felicidad.

¿Has notado que cuando no nos sentimos bien es como si enviáramos al universo un mensaje o una vibra tan negativa que el universo nos responde de la misma manera y terminamos sintiéndonos peor, como si lleváramos sobre nosotros una carga demasiado pesada que no nos deja ser libres, ni disfrutar de la vida?

Como puedes ver, no lo estaba pasando nada bien…

¡Hacer ejercicio fue mi gran comienzo para recuperarme! A los pocos meses empecé a notar cambios positivos en mi cuerpo, los cuales quise mejorar aún más, así que comencé también a comer de manera saludable.  Aunque, debo confesarte que, es la parte más difícil. Con el pasar del tiempo me di cuenta de que cada vez que hacía ejercicio y comía saludable me estaba demostrando lo más importante: que me amo, que me quiero cuidar, que lo valgo y que lo merezco. El ejercicio tuvo un gran impacto en mí y me ayudó, no solo a superar una etapa difícil, sino que me llevó a un siguiente nivel, que ahora te contaré.

 A lo largo de estos 6 años he pensado que debo estar loca para querer ser una “mujer fit” hasta que sea abuelita. A pesar de que no suena tan complejo (comer bien y hacer ejercicio), en la práctica es otra cosa. ¿Te lo has preguntado? ¿Comer muchos vegetales en todas las comidas? ¿Tanto Brócoli? ¿Espinaca? ¿Menos sal? ¿Menos azúcar? ¿Más proteína? ¿Menos papitas fritas? (Yo AMO las papitas fritas y también los postres) ¿Entrenar de 3 a 6 veces por semana? Vaya que es más demente de lo que pensaba. Requiere de mucho esfuerzo y tiempo; a eso hay que sumarle el sudor constante, el dolor muscular diario, un mal día laboral, los problemas de horario, la pereza de no querer entrenar muchos días. En fin, si has hecho ejercicio y dieta sabes de lo que hablo y no suena nada bien ni es un grandioso plan al que todos quieren apuntarse, si lo vemos de esta manera. Pero también pienso: ¡Que sería de este mundo sin un poco de locura! Así que decide hacerlo por ti, porque le hace bien a tu mente y cuerpo. Y es que cuando tomas la decisión de hacer algo, lo que sea, pero de corazón, y das los primeros pasos y no te rindes, al universo no le queda más que concederte eso que tanto anhelas y actúa como un rompecabezas donde las piezas se van acomodando para ayudarte.

Tengo días buenos en los que la motivación está a tope, y días malos en los que lo último que quiero hacer es entrenar y comer vegetales. Pero aún en los días malos, llego al gimnasio y con una gran actitud digo: “¡Hoy vine a dar lo mejor de mí, no estorben!”. Estés motivado o no, haz lo que tienes que hacer. Tampoco seas extremista, es importante mantener el equilibrio. De vez en cuando come alimentos ricos, no tan saludables, mientras compartes con tus amigos y familia. Esto también te hace bien. Escápate al cine y come canguil, baila toda la noche o sal un fin de semana de paseo y come lo que avances en un picnic, tómate un gran descanso y duerme muchas horas si has tenido una semana muy difícil, lo mereces.

 Debo confesarte que tampoco es que tengo el mejor cuerpo, ni llevo la dieta más saludable del mundo, pero un día cuando me disponía a salir de casa, realizaba una última mirada e inspección al espejo para verificar que todo esté en su lugar (ya saben, cosas de chicas) y algo llamó mi atención y me cautivó totalmente. Ese día sí, el vestido que usé lucía mis curvas, tenía un lindo peinado en mi larga y negra cabellera y un hermoso y sencillo maquillaje en mi rostro. Pero, además, mi sonrisa era enorme. Mis ojos literalmente brillaban. Me sentía simplemente espectacular. ¿Sabes qué fue lo que llamó mi atención? Que era un día cualquiera. No tenía un evento importante, ni el vestido más increíble, ni un peinado y maquillaje de peluquería. Ese día entendí que el secreto de ser una “mujer fit” no es solo lo que usas, ni el físico, ni verte sexy, ni pasar miles de horas en el gimnasio, ni las dietas estrictas. Esto no es lo que eres, son solo las herramientas.  Puedo asegurarte que el verdadero secreto está en demostrarte que te amas y te aceptas cada día, en la manera en cómo te tratas y te halagas, te sacrificas, te esfuerzas, eres disciplinada, tienes actitud, en saber que no eres perfecta pero que vales mucho. Está en buscar la mejor versión de ti, en mirarte al espejo con respeto y serenidad, en saber que pase lo que pase tú tienes el poder de reconstruirte más hermosa por dentro y por fuera, y que, por supuesto, no puede faltar un gran toque de sensualidad. Cuando te sientes segura de ti, se nota. Cuando te sientes bien, brillas y a todos nos gustan las personas que brillan por sí solas e inspiran a otros a brillar.

Para terminar, recuerda que somos lo que ponemos en nuestra mente, así que no te sabotees, haz ejercicio, come sano, ámate, disfruta el proceso y reconoce tus pequeños logros, así lo hago yo en mi día a día: me mantengo en movimiento, trabajo en mantener mi mente sana, en ser mejor, en aprender nuevas cosas, en romper mis límites y probar nuevas rutinas, en preparar nuevas recetas y mejorar mi alimentación. Atrévete a hacer cosas nuevas no te arrepentirás.

Una de tantas historias incompletas sobre mujeres. Historia 10/12

Autora: Karla Montalvo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

4 Comments

  1. Mayte Murillo

    Bravo Karla por tu historia. Mantener un cuerpo saludable a través de una buena alimentación y ejercicio diario, es fundamental para que nuestra mente esté en forma! Todo lo que venga después, es pan comido para nosotras 😉

  2. Miguel Mendez

    Parece que todo va de la mano porque incluso te has sentido inspirada para escribir esta maravillosa historia la cual, ojalá, espero, la lean muchas personas y la pongan en práctica. Felicitaciones a la autora.

  3. Michelle

    Un orgullo y ejemplo de mujer, lo que te hace Bella ❤️ siempre perseverante.

    1. admin

      Gracias por tu mensaje Michelle.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *