fbpx
Liliana - David Carrillo

Liliana

Liliana Quijano 16 de Diciembre del 2040

Querida Liliana, 

Me encuentro esperando en esta estación y para pasar el tiempo he decidido escribirte una carta. Hoy cumplimos 60 años de estar vivas y quería contarte lo que ha pasado en los últimos 20 años y como ha progresado el mundo. Hemos aprendido tanto y desarrollado nuestra conciencia social más allá de lo que imaginamos. También te escribo para darte esperanza, para que sepas que aun en los momentos más oscuros de tu vida y de la humanidad, debes seguir luchando. 

Recuerdo claramente el día que decidimos trabajar para que nuestros actos, por pequeños que fueren, tuvieran un propósito para mejorar el planeta. Habían tantas causas por las cuales trabajar, la igualdad de género y raza, terminar con la pobreza, el cambio climático entre otras. En tu epoca, el mundo atravesaba una pandemia sin antecedente. El planeta se encontraba confinado en sus casas, millones de personas perdían sus empleos, miles de gente morían en los hospitales en cada rincón, la economía global se caía a pedazos y además, habitaba una polarización de ideologías bien marcadas en la población de tu planeta. Esta fue nuestra primera causa. 

Desde el año 2020 hemos vivido dos pandemias más, la del 2027 y la del 2031, ambas mucho más controladas y planificadas. Aprendimos. Después de esos largos días del 2020, cuando nos entraba la angustia de si al día siguiente tendríamos trabajo o comida, si podriamos alimentar a nuestros hijos, si podríamos volver a la normalidad, todo ha mejorado. Tuvimos que tocar fondo para entender que todos nuestros actos están entrelazados y que no importa en qué lugar geográfico naciste, ni de qué color es tu piel o si piensas que eres hombre, mujer o perro, todos somos responsables del bienestar del prójimo y de la sociedad. Este mensaje de unidad cambió la mentalidad de los líderes políticos y trabajamos todos juntos para que algo así, no nos volviera a pasar. 

Y cuando leas esto, en lo más profundo del hueco de la enfermedad y la desesperanza, ten presente que vendrán tiempos mejores, para ti y para todos. No quiero decir que en el 2040 todos es color de rosa, todavía tenemos problemas, existe pobreza y crimen, pero hemos evolucionado tanto desde tu tiempo. Mantén firme tu convicción y recuerda que cambiar el mundo es un trabajo constante, sostén tu llama viva. Tengo que despedirme porque mi tren espacial está por llegar. Nuestro esposo e hijos nos esperan para soplar las velas, en la Nueva Tierra que está a 200 años luz, y no quiero llegar tarde. 

Lili,

Una de tantas historias incompletas de una Pandemia. Historia 6/12

https://web.facebook.com/Kitenio

https://twitter.com/kitenio

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

2 Comments

  1. Viviana

    Wow muy futurista y sobre todo consciente. Muy interesante!!!

    1. admin

      Gracias Viviana por tu mensaje. ¿Tú que le dirías a la Viviana del futuro si tendrías solo 10 minutos?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *