fbpx
Físico o mental

¿Físico o mental?

1 – ¡Vamos! – ¡Mierda de virus, no aguanto más! ¿Para qué me obligan a quedar en casa sin motivo? Qué gobierno más inútil. 2 No entiendo a la gente, ¿es tan difícil seguir normas y recomendaciones? Ahora resulta que todos son expertos, jueces y ejecutores de leyes. 3 – ¡otra más! – En redes sociales no puedo decir nada sin que alguien me ataque, me amenace, me bloquee o, aún más improbable, esté de acuerdo conmigo. 4 Las noticias solo están llenas de reporteros que sueltan “datos” sin análisis ni reparo de las posibles consecuencias. La mitad alaban al gobierno, la otra mitad lo sataniza. 5 – ¡Vamos solo 6 más! – La economía se desploma. Las empresas apenas pueden mantenerse pagando sueldos sin tener clientes ni ventas en casi dos meses. Será la ruina y millones sin trabajo. 6 Los pocos que mantengan el trabajo, probablemente les pagarán menos y apenas llegarán a fin de mes, peor aún pensar en vacaciones o disfrutar algo. 7 – ¡así! ¡vamos! – ¿Disfrutar qué? No hay como ni reunirse con los amigos a beber una cervecita helada o a un picnic en el parque. 8 – ¡3! – Peor coger mi moto y salir a dar una vuelta porque enseguida cae la multa por saltarse el confinamiento. 9 – ¡2! – Y que mal…justo tenía comprada la entrada al concierto que me costó tanto y fallece el cantante contagiado…10 ¡encima caen los religiosos a decirme que rezando todo mejorará! – ¡listo! –

– Ufff descanso…1 minuto –

11 – ¡segundo set, qué cansancio! – Nunca fui una persona religiosa. De todas maneras, ser positivo y tener fe de que todo mejorará no hace daño a nadie ni está de más en absoluto. 12 Entré en Instagram y vi que en todo el mundo están haciendo tributos online gratuitos a aquel cantante que falleció. Qué genial ver como su música y su historia llegó a tanta gente a nivel mundial. 13 – todavía quedan 8… – La verdad escuché que menos tráfico y contaminación le está haciendo bien al planeta, las flores están creciendo en lugares que no pasaba desde hace mucho tiempo, llueve de nuevo y todo está más verde, así que cuando vuelva a montarme en mi moto, seguro que los paseos y los paisajes serán aún más especiales. 14 Ya no me reúno con mis amigos en un bar, pero debo admitir que ahora hablo más con ellos de lo que lo hacía estos últimos tiempos. Me cuentan su día a día y siento que los estoy conociendo nuevamente como cuando teníamos 14 años. Me había olvidado cuánto los extraño. 15 – las últimas con rodilla, ya no jalo – El tema trabajo siempre ha sido complicado, y si logro mantenerlo después de esta pandemia, genial; sino, hay que buscarse la vida, siempre con buen ánimo y siempre feliz por aquellos que si lo lograron. La próxima vez, tal vez la suerte me sonría a mí. 16 las empresas apenas se mantienen…! ¡Pero cómo se mantienen! ¡Qué creatividad, qué proactividad! ¡no se rinden nunca y salen adelante como sea! Son un verdadero ejemplo de lucha y superación. 17 – ¡vamos! – Es verdad que las noticias me agobian, pero también me alegra mucho el día ver las historias sociales de mi comunidad: los policías cantando feliz cumpleaños a los niños, los jóvenes haciendo las compras de los mayores, los voluntarios ayudando a empacar y llevar las mascarillas donde haga falta y los médicos y personal sanitario guerreros a los que trataré con estas repeticiones y ejercicios de no darles trabajo hasta por lo menos dentro de unos 40 años. 18 – ¡3! – Qué genial la tecnología que me permite hablar con mi familia y mis amigos todos los días a pesar de estar tan lejos. Poder ver a mi sobrina crecer y que ella siga riéndose con sus tatos para que no se olvide de nuestros rostros. 19 – ¡2! – Esta gente que le cuesta tanto… pero que entiendo que nunca han pasado por una situación igual y que probablemente estén haciendo lo mejor posible igual que yo para aguantar los días. Podemos mejorar sin duda, pero nunca dejar de intentar. 20 – ¡La última! – Yo primero que nadie debo calmarme, pensar, reflexionar y actuar de la mejor forma posible para ser un ejemplo y ayudar con mi granito de arena a salir de esto y no esperar que solo me den la solución fácil. Sé que puedo hacerlo y no me rendiré.

– ¡Uffff qué cansancio! Listo pecho y espalda, mañana toca piernas y abdominales… –

Una de tantas historias incompletas de una Pandemia. Historia 3/12

Autor: Diego Méndez.

https://twitter.com/TravellingBlues; https://www.instagram.com/boogiemendez; https://web.facebook.com/boogiemendez

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

2 Comments

  1. irene

    Qué buenas reflexiones, Diego. Ojalá y todos podamos sustraernos al desastre que se nos viene encima. Mucho ánimo

    1. admin

      Gracias por tus palabras. Espero que la reflexión te ayude a encontrar cómo hacerlo.

      Diego

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *