fbpx

Alza la voz por ti

“Yo no te eduqué para que permitas que nadie nunca te falte al respeto. Siempre supe que serías una locomotora que cuestionaría aquello que estuviera mal, que alzaría la voz para cambiar el ‘status quo’ cuando tu libertad y la de otros estuviera en juego”. Es lo que me dijo mi papá cuando le pregunté si hacía bien al decirle a mi ex esposo que no aceptaba sus gritos, ni cuando la comida le sabía mal, ni cuando me había olvidado de hacer la compra en casa por estar distraída con la maestría en negocios que estaba estudiando en ese momento.  

Me encantaría decir que esta historia que me pasó hace once años es cosa del pasado. Que son pocos los hombres que siguen pensando que tienen derecho de propiedad sobre sus parejas; que las tareas del hogar son responsabilidad de la mujer; que la comida debe estar lista y debe ser rica, nutritiva y abundante; que sus camisas deben estar planchadas y ordenadas en el clóset; que los hijos deben ser educados, tener las mejores calificaciones y ser guapos como su padre, y que, todo eso, es responsabilidad de la mujer de la casa.  

Lamentablemente debo decir que hay muchas historias como la mía que se siguen repitiendo. Es necesario visibilizarlo para generar conciencia y acabar con el maltrato, el machismo y la inequidad de una vez por todas. Todo esto, en una sociedad que aún presenta una tremenda desigualdad. 

Estamos ya en el año 2020 y es hora de cambiar la creencia de que las mujeres hemos de encargarnos de la administración del hogar porque es un “deber” que algún ser superior nos ha encomendado. Y que, además, lo ha hecho por haber nacido de género femenino. Si tan solo la sociedad comprendiera que ser un equipo es un mejor negocio para todos…  

¿Que es fácil? ¡NO! ¿Que vale la pena? ¡TOTALMENTE! Un hogar en donde hay un equipo es un hogar de personas felices, libres, creativas, seguras y esto se contagia a los hijos que, además, luego construyen hogares igual de saludables. Un hogar de acuerdos, en donde hace la compra el que sale más temprano de la oficina, en el que cocina el que sabe o al que le gusta hacerlo, un hogar en donde la mujer trabaja y el hombre se queda en casa porque así lo han decidido en pareja, es un hogar real, auténtico, que promueve la felicidad y la realización de sus miembros. 

Y esto es de lado y lado, porque las mujeres tenemos mucho que cambiar si queremos realmente transformar la sociedad y construir una realidad con más equidad para las mujeres que vienen detrás. Mi recomendación: ¡si quieren trabajar, háganlo! Y sean las mejores en lo que elijan ser. Conviértanse en el CEO con el que sus padres querían casarlas; ganen más que sus parejas; llévenlos de vacaciones; paguen las cuentas de la casa, la educación de sus hijos, y, por favor, no se olviden de ser un equipo. 

La vida nos ha enseñado que estamos de paso y que lo más importante es disfrutar el momento. Construyan relaciones saludables, tengan amor propio; respétense y respeten; cambien su realidad, si la misma no les hace feliz, y recuerden siempre: “La libertad no tiene precio y debe ser su eje en la vida”.  

Es hora de eliminar los estereotipos, cambiarlos y actualizarlos. Ya no estamos en la época medieval, esto es el siglo XXI, es tiempo de cambiar nuestras creencias y construir un mundo nuevo, sin reglas, porque cada pareja es distinta. Siéntanse en la libertad de crear su realidad y la de su familia, y vivir feliz en libertad.   

Autora: Cristina Páez.

https://www.linkedin.com/in/cristinapaezec/

https://www.instagram.com/cristinapaezec/?hl=es-la

Twitter: @CristinaPaezEc

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

5 Comments

  1. Miguel Mendez

    Felicitaciones Cristina, de verdad, la madurez de una persona se nota de inmediato. Así tiene que ser, formar un buen equipo en todo sentido para lograr más de lo que podríamos hacerlo solos y buscar realizarse lo mejor que se pueda.

    1. admin

      Gracias por tu mensaje Miguel. Nada mejor que un buen equipo.

  2. Cristina Paez

    Gracias Miguel por tu comentario! Estoy de acuerdo contigo, no hay nada mejor que ser equipo y desarrollarnos en pareja compartiendo la vida en libertad

  3. Sabrina Martínez

    Excelente mensaje creo que todas las mujeres debemos salir a conquistar el mundo manteniendo siempre la determinación de alcanzar sus sueños y construir otros junto a su pareja pero sin permitir que nadie nos diga que no a algun sueño

    1. admin

      Gracias por tu mensaje Sabrina. ¡Sal a conquistar el mundo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *